Historia de la Division de Alarmas

El concepto de Sistema de Alarmas remota su origen a principios de los años treinta, a consecuencia del incremento de nuevas modalidades delictivas que afectaban las ciudades de Buenos Aires, y en virtud de la aparición de nuevas tecnologías en materias de seguridad y vigilancia.

El intento de atentados  contra la propiedad de comerciantes y particulares ausentes de sus negocios  o domicilios  en fines de semana comenzó a convertirse  en dicha época  en uno de los tópicos de política criminal más urgente  a resolver que figurara en la agenda de las autoridades.

Es así que en el año 1931 la Policía Federal se hizo eco de la iniciativa de un grupo de banqueros y comerciantes que aportaron recursos para dotar a la Institución de alarmas y medios de movilidad que optimizaran su accionar de vigilancia, donando también materiales rodantes y recursos para el establecimiento de un servicio de comunicaciones y de patrullaje con móviles.
Fue en esta época que, en la terraza del Departamento Central de Policía, se instaló el servicio colombófilo  de comunicaciones denominado “Palomar Policía Coronel Ramón Lorenzo Falcón, utilizado especialmente para  las comunicaciones urgente  con lugares apartados.

Del resultado de la gestión  oficiosa de Rodríguez  auxiliado por una comisión técnica se proyectó la instalación de una red telefónica  y de llamadas de alarmas de 230  kilómetros de extensión y la adquisición de de automóviles patrulleros provistos de receptores con autoparlantes para recibir órdenes y comunicaciones (Portal Web Policia Federal Argentina).